10 ene. 2011

FUE A TATUARSE UN YING-YANG EN LA ESPALDA Y... SE LLEVÓ UNA SORPRESA

Fue a tatuarse el símbolo del ying-yang y el tatuador le tatuó un pene de cuarenta centímetros en la espalda con un letrero que ponía: "I love sucks" (me gustan las pollas). El tatuador sin licencia se enfrenta ahora a una demanda de 2 a 600 millones de dólares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario