21 jun. 2011

Barcelona, para el recuerdo.

Ha sido y será una de las mejores experiencias que hayamos vivido, no solo los moderadores de este blog, también nuestros amigos pistico, juanjo y rafa. También las chicas. Por supuesto ha habido algún que otro problemilla de compañerismo por ahí pero nada importante ni comparable a la esencia de compañerismo que hemos aprendido con este viaje.También, el viaje hay que agradecérselo a Carmen Pedrosa y Manuel Espinosa, que han sido los que han organizado el viaje, no los podemos pasar por alto.
El viaje ha sido perfecto, por lo menos para mi, nos hemos montado en las grandes de Port Aventura; vimos Reus; también BCN que estuvo genial, y perdimos clase, que estuvo también bastante bien.


PRIMER DÍA, JUEVES:
El primer día fue un poco de adaptarse a la zona, al clima, y a la cama, aunque la verdad, dormimos poco. Nuestro hotel  estaba en Salou, teníamos una piscina y a cinco metros cuesta abajo, la playa. Por la noche, dimos un paseillo por Salou, que es muy parecido a la costa del sol.










SEGUNDO DÍA, PORT AVENTURA:


Para mi y para los del grupo que tuvimos el valor de montarnos en el Dragon Khan, en el Furius Baco y en la Caída Libre, uno de los mejores días.  Aquí aprendí, que Cataluña y un parque de atracciones son una mala mezcla, porque te pegan una clavada que no tienes más remedio que quedarte tirado en el suelo, gimiendo y desangrándote del hachazo que te pegan.



TERCER DÍA, REUS:


 A lo largo se podría decir que vivimos toda clase de experiencias. En principio íbamos a ir al Aquatic Park del Port Aventura. Pero hubo una confusión con las entradas y al final resultó que las entradas solo servían para el terrestre, pero la gente pasaba de ir al mismo sitio que el día anterior, con el doble de gente y que te pegaran otro hachazo como el Ticket Express o la comida, por eso decidimos ir al hotel y pensar lo que haríamos esa tarde. El resto de la mañana la pasamos relajadamente en la piscina o en la playa siempre acompañados de nuestra querida vista para disfrutar ocularmente de las tías semidesnudas en bikini, jugando al ping-pong con nuestros amigos los guiris. Después de comer y jugar otra vez al ping-pong (que no veas lo que vicia) nos arreglamos y nos fuimos a Reus. Estuvimos en una plaza que aquellos parecía del siglo XIX, vimos unos pedazos de murales, entramos en una tienda de música,  y nos encontramos con unos manifestantes del 15-M. Pedazo de día, y por si no lo sabes, si tienes vaío, te comes una zanahoria.

CUARTO DÍA, BARCELONA:


A nuestro pesar, nos tuvimos que cambiar de hotel. Cambiamos de un hotel con playa, piscina, tías buenas, billares, comida buena y mesa de ping pong, a un hotel de habitaciones y comedor en Castell de Fell. Pero claro nos tuvimos que ir allí para pillar más cerca Barcelona.
Fuimos a la Rambla, que ya subirá Alberto un video de lo que nos pasó a nuestro amigo Pistico y a mi. Fuimos a la plaza del 15M en Barcelona, que estuvo muy bien ver en persona, lo que hacía un mes veíamos en la tele y en Internet. Más tarde fuimos a la Vila Olímpica, vimos bailar a "50 Cent" (que ahora baila), y a "Michael Jackson", que a salido de su tumba para ganarse un dinerillo extra bailando en la calle. Este nublado día, Pistico estaba como el tiempo.


QUINTO DÍA, BARCELONA Y ADIÓS:

Dentro de que todos los días fueron geniales, este fue el menos genial. Vimos la Sagrada Familia, el Camp Nou y el Anillo Olímpico, con el Palau Sant Jordi y el Estadio Olímpico. De aquí también subirá Alberto el video del hombre de las cerecitas jaja. De allí nos fuimos al hotel, cogimos las maletas y nos fuimos hacia el aeropuerto.


No lo he recordado en este pequeño recordatorio, pero, cabe decir algunas cosillas más,  porque han sido las cosas con las que nos hemos divertido más. Son las noches de playa, de troleo con el móvil, nuestro recital de pistico en el aeropuerto, nuestras revistas de rock, las noches en el balcón de nuestra habitación hablando de pollas y hombres-vaca, la conversación de gallos entre el Chico y el Pistico, las pellas del Pistico cuando se picó con el Juanjo y el Rafa, el hombre de la batería, los impresionantes culos de las tías de Barcelona, la gente disfrazada de la Rambla, los ratos en el coche cuando íbamos de un sitio a otro... Con estas cosas, nos hemos partido el culo estos días, y hemos tenido conversaciones de todo tipo. Por eso y muchas más cosas, Barcelona, para el recuerdo. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario