2 ago. 2011

Dragón de Lego escupe fuego

La historia se podría resumir así: un tal Aaron Amatnieks tenía un cigarrillo, una cantidad ingente de tiempo y otra de piezas de Lego. Y se lió. Y acabó haciendo un dragón encaramado a un risco que escupe fuego gracias a una palanca oculta en alguna parte de la roca.

El dragón se llama Tormenta de fuego y a primera vista no parece que el fuego llegue a tomar contacto con las fauces; no sé cuánta resistencia al derretimiento deben tener las piezas de Lego, pero mejor no comprobarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario