23 may. 2012

Mi pueblo hace 150 años

En boca de mi abuelo he escuchado hoy historias de cuando los bandoleros reinaban los caminos y bosques de la zona, verdaderas historias de Robin Hood en la Andalucía de antes de la Guerra. Mientras el mundo giraba y giraba y las grandes potencias de grandísimo poder crecían, conquistaban y comerciaban, aquí en Andalucía, vivían ese grupo de señoritos, señores de la tierra y de los labradores, quizá así desde que apareció el feudalismo en los territorios europeos, o antes incluso. Una sociedad caciquista de injusticias sociales y manipulación política, sustentado en gran parte al analfabetismo de las gentes adoctrinadas por la Iglesia. Por contra estaban ellos, los bandoleros, que elegían la dura vida de vivir perseguidos y escondidos constantemente, a cambio de la cruda y real libertad. Asaltaban diligencias en los caminos, robaban a los ricos grandes y pequeños botines, que muchas veces eran utilizados para socorrer el hambre del pueblo. Veo los muros de mi pueblo y no veo como un día fue tierra de bandoleros y de piratas de tierra. Como se les quedaría la cara si les dijera a muchos ricos de mi pueblo y de los vecinos, que sus fortunas vienen de las fechorías de estos pillos, según las historias que se contaban antes y que hoy me ha contado mi abuelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario