9 abr. 2013

Jose Luis Sampedro

No puede pasar este día sin recordar a Jose Luis Sampedro, que desgraciadamente, falleció la pasada madrugada del lunes, aunque la noticia se ha extendido esta mañana. Como la mayoría de los viejos, con permiso de la expresión y en el más bello sentido de la palabra, Jose Luis Sampedro venía avecinando en sus intervenciones a los medios el sentimiento de que estaba a punto de terminar esta vida. ''Yo ya he vivido mi vida, y la he vivido lo mejor que he podido'' decía. Sin embargo, esta noticia ha sido para la mayoría de las personas y para mí, por supuesto, una pérdida muy honda puesto que, Jose Luis Sampedro, a pesar de no haber leído su bibliografía, que de hecho, comencé a leer la Sonrisa Etrusca hace unas semanas, he escuchado su palabra en múltiples ocasiones y ha marcado siempre un punto de referencia para mi al igual que para muchas personas.
La libertad, con base en la libertad de pensamiento, el placer y el deber de vivir nuestra vida, la vida personal y la vida social, perfectamente definida por una expresión latina que dice: Nihil humania me alienum puto (Ningún asunto humano me es extraño); sientan la base de esa hermosa filosofía de Jose Luis Sampedro.
Reacio al desarrollo y al progreso tal y como nos lo imponen hoy día, un debate interesante, por ser otra simple tesis en la que la clase dominante se impone a otra oprimida.
Es economista y destacó en algunos altos cargos de la economía española, pero pronto se dio cuenta de que el sistema estaba cogiendo el camino equivocado.
Los últimos años solo ofrecían a Jose Luis Sampedro desesperanza ante la impotencia que se puede sentir cuando uno es libre de pensamiento, pero pronto recibió soplos de esperanza. Convirtió la generación perdida en la generación del cambio, y el 15M con todas sus consecuencias posteriores le dejaron irse en paz y con la esperanza de que esto va a cambiar.
Como un abuelo al que hay que escuchar y del que siempre se sacan enseñanzas y experiencias muy ricas en sabiduría. Era un joven de mente y espíritu, y su prólogo en el manifiesto de Stéphane Hessel, junto con el mensaje del pensador francés fue una de las bases sino el fundamento de la lucha pacifista que hoy lideramos los jóvenes.
Adiós Jose Luis Sampedro, que pena que siempre nos acordemos de hacer homenajes cuando alguien muere pero puedo confesar de que él, en vida, siempre fue un referente para mí, al igual que para otras muchas personas.



Entrevistas y videos:



No hay comentarios:

Publicar un comentario